La Isla Olvidada

Tras haber rescatado únicamente a Alanis Donral de la cueva de los Slivers, el grupo llega a la Torre de los Magos Malditos, a curar sus heridas y descansar. Leshanna, Liadon (Silverfrond) se encarga de curar las heridas de Alanis, luego de comentarle a los personajes que su amigo Elbis, esta vivo y descansando en las habitaciones, al fin una buena noticia. Pero a la vez les comenta que no pudo salvar la pierna izquierda de Alanis y la tuvo que amputar. Pese a esto lograron salvarle la vida, no así a Fargrim. Mientras el grupo come algo antes de descansar Darvin se acerca a Jeremiah Kane y le consulta por las runas verdes, este le comenta que además de haber podido traducir algunas más, Anthang Defile le dijo que el poseía una daga de runas verdes de punta cuadrada que le intercambió a Fargrim por un puñado de gemas. Lo malo es que Fargrim quedó atrapado en la cueva con los slivers. Tras un rato de debate, las runas comienzan a iluminarse, todos se alejan, y de repente aparecen 8 personas vestidas con las ropas de cónclave. Uno de ellos no era un soldado razo común sino Urth Stormwind 4to, que venía a la isla a reportale a Mirval Galandel la tarea que le habían encomendado.
Tras el tenso momento de presentaciones, Urth reconoce a Jeremiah y a Leshanna y se presenta como parte de la guardia del cónclave bajo las órdenes de Voniz Donral.
Tras indagar por Mirval, el grupo decide ir a la Cueva del Invierno Eterno en su búsqueda, Urth se ofrece a acompañarlos, dejando a los siete guardias en la Torre de los Magos Malditos para que fortifiquen el lugar y se comience a colonizar la zona.
Tras caminar unas 6 horas, llegan a una zona donde el clima es más frío y a la entrada de la mismísima Cueva del Invierno Eterno. Analizando el entorno y sabiendo que el Jarl con el que se debe hablar para encontrar a Mirval es un Gigante de hielo, los personajes ven dos entradas, una grande que suponen es para gigantes, y una pequeña por donde ellos entraron. Tras adentrarse a la cueva y caminar unos metros ven como unos pimpollos de flores congelados se abren desplegando así el esplendor de unas hermosas flores blancas. Tras esto los invade una neblina espesa, y empiezan a sentir como picaduras de abejas, que tras observar con detenimiento, resultan ser hadas de hielo… El combate no es peligroso, pero es bastante molesto, por la movilidad de las hadas, y la espesa neblina. Esto dura bastante pero solo hasta que la neblina se disipa. Luego de esto las hadas que no fueron aplastadas por los personajes se alejan con la misma niebla.
Al fondo del pasillo se ve una escalera que tiene una altura de dos metros aproximadamente, Urth Stormwind 4to, Jack Matagigantes, y Alanis Donral, son los primeros en subir, y allí es donde se encuentran con unos congelados miembros del cónclave, que además eran agresivos, tras observarlos los reconocieron como Caminantes Blancos, humanoides muertos y resucitados por magia oscura del invierno eterno. Muy agresivos, fuertes y bastante fríos, tanto que golpearlos con armas de cuerpo a cuerpo suponía congelarse las manos. La pelea fue bastante ardua, Jack fue el primero en caer, luego lo acompaño Urth, y luego se les sumo Alanis, pero… gracias al trabajo en grupo pudieron superar el obstáculo, quizás pagando un costo demasiado alto, puesto que la distancia a la torre es demasiada como para volver a ir a descansar. Ademas se encontraron con una estatua que responde a preguntas sobre la cueva, pero solo da direcciones.
Tras el combate los personajes se reúnen alrededor de la estatua para preguntar algo mas coherente e intentan tomar un pequeño respiro…

Comments

rausch_german

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.