La Isla Olvidada

Sesión 14

Cónclave y Cueva de los Slivers

Estando ya en la ciudad del Cónclave del Renacimiento, los personajes se disponen a realizar diferentes acciones, según les convenga. Thornen Ariok se dispone a buscar un discípulo que ademas cuide el cementerio de la Casa del Gremio y se encargue de tareas mundanas. Darvin Randall Se va de compras y visita cada una de las tiendas intentando gastar sabiamente su gran cantidad de dinero acumulado. [[:urth-stormwind-4to | Urth Stormwind 4to]] pasea por la Casa del Gremio y la ciudad, ofreciendo benévolas donaciones al orfanato y hablando y decidiendo temas importantes del gremio. Thornen, Darvin y Urth se juntan para discutir el tema de los gastos que el gremio debe afrontar prontamente. Entre ellos esta la mitad del pago adeudado por la reparación total de los techos de la casa y otras refacciones menores, y ademas la compra del nuevo mobiliario, ya que el gremio era una casa abandonada y todos sus muebles estaban en estado deplorable. Compran entre otras cosas, camas, mesas, sillas, cofres y armarios para guardar cosas útiles.
Mientras tanto Elchapo, se acerca una vez mas a las Barracas de la Garra de Plata, esta vez para intentar el 3er desafío. Allí estaba Nathan Hanes, quien con placer le dice que deberá entrar al salón verde y específicamente NO salirse del círculo por 24 horas, tras esto no dijo nada mas. Y le entrega un cristal, seguido de es para preservar tu integridad, cuando termines o estés en peligro lo rompes y te traerá de nuevo aquí. Elchapo se dirijió hacia el salón verde acompañado por Shena y su perro, quienes lo miraban con recelo por haber sido derrotados el día anterior por el mismo semiorco. Elchapo cruza el umbral del salón verde, es encandilado por una fuerte luz y aparece en un bosque. Allí no ve ningún circulo como le dijo Nathan, por lo que utiliza su afinidad con la naturaleza para poder recaudar algo de información. Habla con una ardilla que le señala una dirección pero no mas que eso. Camina unas tres horas en esa dirección en un bosque desconocido. Hasta que por fin encontró un pequeño claro rodeado de arboles y en el un circulo rúnico. Inspeccionó el lugar, se acerco cuidadosamente y se adentro al círculo. A partir de ese momento debía esperar 24 horas allí adentro. Entró al circulo y estuvo en guardia las primeras 4 horas, luego de que nada pasara se sentó en el piso, cruzado de piernas y aburrido como un oso, espero. No paso nada las primeras 12 horas, lo cual impaciento un poco al semiorco, pero al cumplirse las 12 horas, un majestuoso lobo elemental apareció ante él llamándose a si mismo el Guardián del Bosque. Ambos se analizaron durante una hora e intercambiaron palabras para averiguarse las intenciones. Como muestra de amistad, el lobo elemental le pidió al chapo que arroje su martillo fuera del círculo. Tras dudarlo unos segundos Elchapo acepta y arroja su martillo a unos 5 metros del círculo, el lobo elemental, lo aleja a unos 10 metros. Y se echa en el piso mirando y analizando a Elchapo, este, con hambre tras haber pasado tantas horas, saca su ración de comida y la comparte con el lobo elemental. Así consigue que el lobo elemental se gane su confianza y se vaya acercando de a poco a él. Pasan unas seis horas mas, y siendo ya de madrugada y de noche se escucha el aullido de unos lobos, tras el sonido aparecen tres lobos hambrientos y lo ven a Elchapo como un delicioso bocado, un bocado que les terminaría cayendo muy pesado, ya que luego de una intensa batalla los tres lobos son derrotados, dos por Elchapo y uno por el lobo elemental que defendía a su nuevo amigo. El lobo elemental les dice a los lobos que se alejen del lugar. Luego de la pelea, el lobo elemental se recuesta sobre la falta de Elchapo quien extenuado se sienta nuevamente en el piso. Mientras el lobo elemental lame sus heridas, el chapo lo acaricia suavemente. Pasan las 24 horas y el chapo se despide de su amigo cuando el cristal que le dio Nayhan Hanes se resquebraja. En el ultimo instante cuando el cristal se rompe, Elchapo recuerda que se olvida su martillo, pero… ya es demasiado tarde… el cristal lo saca del bosque mágico y aparece nuevamente en la Garra de Plata. Enojado y desconcertado encara enseguida a Nathan, para pedirle que reabra el portal, a lo que este responde: “esos portales nos llevan al mundo salvaje de las hadas, y la localización del mismo es siempre al azar en un mundo gigantesco y peligroso, lo siento amigo pero has perdido tu martillo, vuelve mañana y buscaré algún arma mágica que tengamos en el depósito”.
A su vez, Mehen, el Monje intenta por tercera vez vencer al monje aprendiz de la Espiral de fuego, el combate se desarrolla como siempre dentro de un círculo pequeño, pero esta vez Mehen golpea y paraliza a su oponente en repetidas oportunidades, haciendo de la pelea, casi un entrenamiento con una pared. Tras lograr vencer al monje aprendiz, el maestro bendice a Mehen y le otorga el poder de la llama vengativa. La llama de Mehen es algo particular, ya que su vinculación con las sombras generan que llama sea negra y no roja como la de Elchapo.
Al otro día Elchapo vuelve a la Garra de Plata y le dan una espada mágica, muy poderosa, llamada la bebedora de sangre…
Tras todo esto, Elchapo vuelve al gremio y toma como aprendiz a Crawler Harris. Quien quiere ser Guerrero y servir en el Gremio de Aventureros que aún no dispone de un nombre. Además Elchapo, promete pagar una estatua Fargrim en su honor.
Urth Stormwind 4to Se encariña con un joven del orfanato y lo invita a participar del Gremio de Aventureros y lo toma como aprendiz. [[:elbis | Elbis Reborn]] queda a cargo de las finanzas y de la toma de decisiones del Guild de Aventureros mientras los héroes no estén para formar el concilio. Sin más, se disponen a partir hacia la isla, pero… solo disponen de una carga en las dagas. Y ninguno quiso comprar piedras de alma las cuales valían entre 800 y 1500 gp.
Tras volver al Bastión del Cónclave, se encuentran con una situación algo distinta a la que cuando partieron.
Al llegar al bastión notan caras de cansancio y a Mirval algo desesperado. Pues ha perdido un par de hombres desde la última vez que lo vieron. Como para ayudarlos en la misión que les encargo el Jarl, envió 4 de sus hombres a misiones de reconocimiento hacia las aldeas y solo dos de ellos han vuelto. De los otros dos no se sabe nada. Ademas de esta situación, los slivers mataron a otro a media hora del bastión hacia la cueva. Otro de sus
soldados murió en una intensa lucha contra una docena de desconocidos que intentaron asaltar el bastión, cuando el golem de hielo del Jarl se estaba encargando de unos slivers. Aparecieron de repente en la noche y lucharon salvaje y ferozmente, asesinando uno de los guardias del cónclave, y Mirval en el furor de la batalla no pudo salvarlo.
Tras enterarse de toda esta compleja situación. Thornen decide llevarse el cadáver de uno de los desconocidos que atacaron la noche anterior para interrogarlo, con su hechizo “hablar con los muertos”, el desconocido, le dice que son del desierto, y le dice que sus intereses en la isla no le incumben, también les dice que hay mas gente de su pueblo en la isla. Y le describe un poco a su líder, Pelo negro largo, fornido, pero muy ágil, con unas glaives triples y circulares como armas. Nada mas le dice, y Thornen lo deja tirado en la letrina exterior con la cabeza metida allí.
Tras compartir la información con el grupo, y tras un largo debate, deciden ir a acabar de una vez por todas con los ajenos Slivers. Se dirigen hacia la cueva y como la habían dejado la entrada principal estaba cerrada con un muro. Darvin la intenta destruir con virotes de fuego, de a poco pero constantemente. Hasta que cuando la piedra se parte, la pared explota hacia afuera violentamente, los héroes, en ese momento atinan a esquivar las piedras, y ven un sliver de un tamaño enorme, con cuernos que tras destruir la pared, embiste a Thornen directamente, tirándolo al piso y provocándole graves heridas, Tras este sliver salen unos cuantos mas atrás de él que estaban esperando a ser liberados, la lucha es bastante peligrosa y el gigante sliver arremete varias veces contra los personajes y contra sus propios compañeros, mientras que los pequeños también ganan esa cualidad de tener cuernos y arremeter contra el grupo, tumbando a varios y provocando serios daños al grupo. Thornen cae al suelo, y la batalla continúa. Es ardua y los Slivers con su naturaleza agresiva la hacen peligrosa. Pero entre todos logran salir victoriosos y derrotar al Sliver Gigante y los grupos de pequeños slivers que salieron con él. Ahora hay que recomponer fuerzas para entrar nuevamente a la temida y peligrosa cueva de los Slivers.

Comments

rausch_german

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.